Isa y Miguel – Boda en el Cortijo Paraiso.

Boda en el Cortijo Paraiso.

Había una vez un murciano y una andaluza dando el pistoletazo de salida a su historia de amor en Madrid, afianzando su relación con el compromiso en Berlín y sellando su unión en matrimonio en Almería… ¡para siempre!

Que Sergio –el mejor amigo de Isa– se fuera a estudiar a la capital marcó un antes y un después en las vidas de Isa y Miguel… Mes sí y mes también, Isa viajaba a Madrid para visitar a Sergio y, de esta forma, conoció a su compañero de clase y piso: Miguel.

Tiempo después, Isa se mudó a la misma ciudad, pasó a formar parte del mismo grupo de amigos y no se perdió ni una de las fiestas que Sergio y Miguel organizaron en su piso. Siendo así, mientras Isa pasaba casi más tiempo en casa de su mejor amigo y del que (sin saberlo aún) era el amor de su vida, terminó surgiendo lo inevitable… De este modo, en 2012, Isa y Miguel iniciaron una relación tan bonita como definitiva.

Pedida de mano: inesperada y natural

En junio de 2017, en Berlín (Alemania), llegó la propuesta de matrimonio y ¡el compromiso! Con resaca post Berghain, después de cenar en un sitio nada ostentoso y mientras paseaban entre el Río Spree y el Reichstag –sede del Parlamento alemán–, se puso a llover sin que llevaran paraguas. Este fue el momento que Miguel eligió para pedirle a la mujer de sus sueños que pasaran el resto de sus vidas juntos. ¡Romántico!

¡Marido y mujer!

Con cinco años y medio de noviazgo a sus espaldas, estos enamorados se convirtieron en flamantes esposos. Enmarcaron su enlace en el Cortijo el Paraiso, un enclave con vistas panorámicas situado en pleno Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería), ideal para disfrutar de la calma y de la naturaleza singular de la zona, y decidieron que los acompañaran sus familiares directos y ¡muchos amigos! De hecho, de entre los aproximadamente 115 invitados, el 90% de los mismos fueron amigos. Los convocaron a todos indicando en las invitaciones: “Ponte lo que te de la gana y ven con ganas de fiesta” y así fue…

Sin excepción, los asistentes disfrutaron del día B de Isa y Miguel de principio a fin… ¡incluso antes de que llegara el momento de la ceremonia! Pues, durante los preparativos, muchos tuvieron un papel protagonista por acompañar a la pareja antes de que llegara el definitivo “sí”.

La ceremonia civil al aire libre, 100% libre de protocolos, fue el momento más especial del día. Lo fue por su disposición –con las sillas para los asistentes creando un semicírculo y las de los novios enfrentadas– y, claramente, por lo emotiva a la par que divertida que resultó gracias al desenfado de Laura –la hermana de Miguel– y de Sergio, que actuaron como oficiantes, así como por los discursos de los que fueron elegidos y por los votos personalizados de los novios. ¡Muchas risas y alguna que otra lagrimilla de emoción!

Ahora bien, hubieron otros detalles con los que sucumbir: la entrada de los recién casados al banquete al son de Ser brigada, de León Benavente, acompañada por un brindis con chupitos de Jägermesister –en lugar de las tradicionales copas de champán–; las camisetas, tote bags y CD’s recopilatorios con las canciones del día –con el sello nupcial ideado por la casadera– como detalles de boda; el baile de la pareja, que inauguró la fiesta con Un buen día, de Los Planeta, como tema predilecto, o el chapuzón en la piscina que abrió la veda: ¡el de la novia enfundada en su traje blanco!

Sencillez y toques animal print

Isa apostó por la confección a medida para el diseño de su outfit de novia. Vistió una pieza sin florituras, con escote en V, que marcó la diferencia con tirantes y botonadura trasera en negro. La combinó con unas sandalias de estampado de leopardo, con tacón ancho y lazada en tobillo; con unos aros rizados junto con otras joyas de oro de su abuela, y con un ramo de suculentas y flores africanas que confeccionó Floristeria Toñi. Presumió de melena al viento, peinada por Peluquería Passarela, y de labios y manicura en rojo, al tiempo que marcó su mirada con delineado con eyeliner en los ojos.

Por su parte, Miguel se engalanó para la ocasión con un traje chaqueta azul, conjuntado con tirantes del mismo color, camisa blanca, zapatos de piel marrones, de Martinelli, y pajarita y pañuelo de estampado animal –a juego con el calzado de su amada– hechos por Isa. Los dos, ¡tan sencillos como únicos!

El gran día hecho álbum

Imágenes de mi boda se encargó de inmortalizar en fotografías cada momento de este día irrepetible. Echad un vistazo a nuestra selección y enamoraos del trabajo excepcional que hicieron con la cámara. Os haréis una idea de cómo fueron algunos de los instantes que quedaron marcados a fuego en los corazones de la pareja y de todos los presentes…

A continuación os traemos un resumen de la boda. Lugar del Banquete Cortijo El Paraíso, Vestido de la novia diseñado por Loreto Martínez, la decoración fue de Florístería Toñi, y el maquillaje de Lina Cabezas.

TEXTO “Crónicas de bodas” de bodas.net por Cristina Palomares



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies